La Realidad de la Inmigración en Canada

1. La Realidad de la Inmigración  en Canada (1)

Durante los últimos años,  Canada se ha convertido en destino de fuertes corrientes migratorias producto de la búsqueda de mejores alternativas de vida de quienes están en países con menores oportunidades de bienestar. Según estudios sociológicos, la causa más frecuente para venir es la búsqueda de un trabajo (2) que les permita mantenerse y sostener a sus familias en el país de origen.

Sin embargo, cuando llegan a Canada, las oportunidades laborales que encuentran son, en su gran mayoría, ocupaciones que no requieren cualificación, con bajos ingresos y temporales. Esta situación de precariedad laboral dificulta el proceso de integración de estas personas que suelen tener un nivel cultural y profesional muy superior a estos trabajos(3) .

2. El autoempleo como alternativa. Cuestiones específicas de la mujer inmigrante emprendedora.

Frente a esta realidad, el autoempleo supone una prometedora alternativa de empleo para la parte del colectivo inmigrante suficientemente preparada y que puede – a su vez – proporcionar empleo a otras personas que también sufren dificultades de acceso al empleo debido a prejuicios y discriminaciones por diferencias culturales y raciales.

Aunque todavía hay pocos datos e información recopilada sobre emprendimiento por personas inmigrantes, es importante valorar los problemas a los que la mujer inmigrante emprendedora tiene que enfrentarse, ya que son muy específicos y diferentes a los que puede encontrar el hombre inmigrante en su misma situación.

En un estudio llevado a cabo en Ontario (4) analizaron el caso de mujeres inmigrantes de latino America y el Caribe asi como los immigrantes de Portugal (2 casos diferentes de inmigración que reflejan una cierta pluralidad de los perfiles con los que nos encontramos ahora en España).

El caso de las mujeres dominicanas: Llegaron a finales de los años 80 para ser empleadas del hogar, y se constata que la mayoría son separadas, divorciadas , viudas o madres solteras …

Para estas mujeres montar un negocio ha sido: 1. una estrategia para salir del trabajo domestico y beneficiarse de cierta independencia (peluquerías). 2. una estrategia de continuidad profesional respecto a una profesión que ya ejercían en su país. 3. considerar la empresa como un proyecto familiar donde la mujer es protagonista (ejemplo de la pareja que llega a Canada, el marido en la construcción ( latinos y Portugueses) y poco a poco van ahorrando para ir montando un locutorio). 4. considerar la empresa como una estrategia en tanto profesional liberal (es decir mujeres que ya venían con una profesión liberal – medico por ejemplo y que no han tenido problemas para montar su negocio).

En el caso de las mujeres dominicanas, la parte de la gestión empresarial la llevan las mujeres, los maridos son los que ayudan en la parte financiera aportando sus fondos.

El caso de las mujeres Portugueses: El nivel formativo es bajo (siendo muchas de ellas solo con grado de secundaria), y adicionalmente tienen el problema del idioma. No obstante a pesar del nivel educativo bajo, es frecuente que estas mujeres se hayan socializado previamente en la experiencia empresarial ya sea a través de sus familias o las de su marido. La tradición empresarial se ha heredado generacionalmente. En el caso de la mujer portuguesa tambien el protagonista de la iniciativa empresarial es el marido y las mujeres llevan a cabo un papel exclusivamente secundario y sometiéndose a las decisiones de su marido. La mujer sigue ocupando los puestos internos y el marido los puestos externos, lo que equivale a la división tradicional entre el espacio publicomasculino y privado-femenino.

La mujer inmigrante, por lo general, sigue siendo la responsable de la custodia de los hijos, bien porque están conviviendo con ella o porque les mantiene desde la distancia. Esta custodia de hijos dificulta enormemente el emprendimiento, como también lo hace la falta de autoestima, el menor nivel de formación, tener pocos vínculos sociales, y fundamentalmente el hecho de no tener financiación para llevar a cabo sus proyectos.

3. El microcrédito para mujeres inmigrantes

3.1. ¿Es el microcrédito una solución para salir adelante?

El principal problema con el que se enfrentan las mujeres cuando quieren montar su propia empresa, dado que no suelen tener suficientes ahorros que les permitan hacer frente a la inversión inicial necesaria es el acceso al crédito, ya que para los bancos tradicionales representan un alto riesgo por no tener contratos fijos ni propiedades. Aun teniendo nivel educativo alto y capacidad emprendedora, el banco por un lado les va a pedir avales, cosa difícil de conseguir porque en la mayoría de los casos carecen de una red de apoyo, o bien que estén acompañadas de sus maridos, lo que tampoco es fácil a veces por temas culturales o por el simple hecho de que están solas.

Es entonces cuando el microcrédito se convierte en la única solución para ellas por ser un préstamo dirigido a aquellas personas que no disponen ni de los avales ni de las garantías necesarias para acceder al crédito del sistema financiero tradicional. El aval que se exige será únicamente la viabilidad del proyecto y la confianza en la persona emprendedora.

3.2. Aspectos positivos

Alcanzar la emancipación económica permite a las mujeres tener confianza, valorarse a si mismas e incluso terminar con la desigualdad, que no podrá desaparecer hasta que no aumenten las posibilidades económicas de las mujeres.

A muchas mujeres el microcrédito les ha devuelto la vida. Les ha hecho sentirse personas capaces de sacar adelante su proyecto, su empresa, su ilusión y en muchas ocasiones hasta su familia. Los microcreditos, bien encauzados, dan la oportunidad a las mujeres de adquirir independencia, tener más recursos y en definitiva ser más productivas.

3.3. Peligros del autoempleo

El hecho de que una mujer cree su propia empresa significa que va a aumentar su tiempo de dedicación al trabajo y su responsabilidad sin poder atender como quisieran al negocio y a su familia. Es una situación difícil que produce estrés y cansancio.

Se financian muchos negocios nuevos emprendidos por mujeres, pero también fracasan muchos, porque no los saben sostener o no han tenido experiencia de gestión de negocio. Una de las mayores dificultades con las que se encuentran es la previsión de tesorería, es decir conseguir mantener la liquidez para cubrir los gastos fijos mensuales (alquiler, luz, teléfono, seguridad social…), a lo cual se añade la cuota mensual para la devolución del microcrédito.

Poner la idea de negocio en marcha es un reto fuerte que en caso de no conseguirse deja en ocasiones a la mujer en peor situación de la que se encontraba antes de pedir el crédito. Muchas lo toman como la última oportunidad de conseguir un trabajo digno y satisfactorio y deciden renunciar a ciertas obligaciones familiares e incluso imponerse a las voluntades de sus maridos que no les ayudan. Precisamente por esta falta de apoyo de su entorno es normal que el negocio no salga adelante, dejando a la mujer con una sensación de frustración y fracaso, y lo que es peor, endeudada con el banco.

3.4. Situación actual en Canada

Las entidades de crédito que otorgan los préstamos en Canada son fundamentalmente las Cajas de Ahorro ( Alterna Savings, Vancouver City savings union, etc) a través de sus obras sociales como ciertas fundaciones , pioneras en el desarrollo de programas de microcréditos a nivel  local.  Normalmente funcionan a través de las entidades sociales de apoyo, que son las que se encargan de estudiar los proyectos y ayudar en la tramitación y posterior seguimiento de las personas beneficiarias.

Es importante formar y enseñar a manejar el crédito así como trabajar a fondo el proyecto antes de la concesión del préstamo para que no se provoque un desajuste a personas que en algunos casos nunca se han enfrentado a la gestión de tal cantidad de dinero.

Las entidades de crédito en Canada están empezando a considerar fundamental que la persona emprendedora reciba en todo momento el asesoramiento de una entidad social de apoyo para que su proyecto sea viable económicamente y llegue a buen término. Este asesoramiento financiero y empresarial debería recibirse durante toda la vida del microcrédito a diferencia de un crédito ordinario donde la entidad financiera sólo analiza la viabilidad del proyecto, sin entrar en asesorar su definición o viabilidad. También se empieza a fomentar la creación de redes para ayudarse (“la mejor formadora para una microempresaria es otra microempresaria”) ya que es mucho lo que pueden aprender unas de otras.

 

 

 

 

Marisol Diaz  is  an experienced workshop presenter, specialized information publisher, and  a SOHO specialist. She also  has been writing on Canada settlement and  immigration law since 2006. contact her @ hinenisyndicator@gmail.com. You can improve your Canada job search through the   Canadian database  for Int’l  Professional or Hineni CED ,  a Paid Content   or Informational Services site run by Hineni Media.

Access more than 400,000+ Canadian province-specific company profiles in industries such as manufacturing, transportation, consumer goods, consulting services, finance and technology.  Available only to premium subscribers.


  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: